De los poquísimos Estados norteamericanos que quedaban contrarios a esta alternativa para ser madre o padre, Nueva York era el más significativo por la importancia en sí de este Estado además de ser una de las cunas de los primeros movimientos feministas del siglo XX, y nos referimos al feminismo de verdad. Precisamente una mujer, Amy Paulin, de la Asamblea Estatal de Nueva York, ha sido una de las principales impulsoras de la supresión del veto que hasta el pasado 15 de febrero de 2021 criminalizaba allí la gestación subrogada. Como pasa siempre, el tiempo va poniendo las cosas en su sitio, lentamente, es cierto, pero todo acaba cayendo por su peso.

Share This
× Enviar mensaje