En la última jornada de puertas abiertas celebrada en la sede malagueña de UNIVERSAL SURROGACY, el abogado Miguel González Erichsen, especializado en asuntos jurídicos relacionados con las técnicas de reproducción asistida, hizo un repaso de las “Estadísticas del movimiento natural de población”, hechas públicas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), según las cuales las mujeres tienen menos hijos en España desde que existen datos y en los últimos años han muerto más personas de las que han nacido. “Es preocupante –comenta González Erichsen- que los nacimientos que se producen sean insuficientes para mantener la salud demográfica de España. Y, curiosamente, hay un gran número de personas que sí desean tener hijos, pero no pueden por diversas causas, y recurren a la gestación subrogada”.

Recordemos que aunque esta técnica de reproducción asistida no se permita en España, sí se puede inscribir legalmente a los bebés nacidos mediante dicha técnica en un país extranjero donde sea legal, siempre que dicho país haya dictaminado una sentencia firme de filiación que confirme la maternidad y paternidad de los padres contratantes y garantice que la madre subrogada ha realizado todo el proceso de forma libre y sin coacción.

“En los últimos meses –informa González Erichsen- han aumentado las consultas de personas que, siendo ya padres, desean poder elegir el sexo de su siguiente bebé”.

El Diagnóstico Genético Preimplantacional está autorizado en España para seleccionar embriones, exclusivamente con fines terapéuticos. Está, por tanto, indicado en casos en los que se considera necesario descartar alteraciones genéticas transmisibles, (como en el caso de las alteraciones cromosómicas estructurales), o ligadas a algún aspecto concreto de la pareja que se somete al tratamiento, como aneuploidías (alteración en el número de cromosomas) asociadas a abortos espontáneos de repetición, fallos repetidos de implantación, edad materna avanzada, etc.). Sin embargo la ley prohíbe la utilización del DGP para elegir el sexo del bebé con fines personales o de equilibrio familiar.

“La elección del sexo de nuestros hijos debe considerarse como un ejercicio de libertad y del derecho de los padres a decidir” – opina Miguel González Erichsen-

Si estás pensando tener un hijo y te gustaría decidir si aumentar la familia con un niño o tal vez con una niña, consúltanos. Te informaremos de las mejores opciones para que puedas escoger de manera totalmente legal el sexo de tu bebé según tus preferencias personales.

 

 

 

WhatsApp
Share This