Muchas son ya las ocasiones que hemos salido al paso de comentarios hechos por personas que han demostrado tener un profundo desconocimiento de lo que es realmente la gestación subrogada pues, en la medida en que nos lo permite nuestra agenda, no desaprovechamos jamás la oportunidad de arrojar algo de luz sobre un tema del que se sabe tan poco y se opina demasiado a la ligera haciendo afirmaciones que nada tienen que ver con la realidad.

Ante esas afirmaciones solemos ser condescendientes porque precisamente somos conscientes de la gran ignorancia que existe sobre este asunto, pero cuando tales afirmaciones las pronuncia una ministra del gobierno, la nueva ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, es decir, alguien a quien se le supone un mínimo de cultura o capacidad al menos para acceder (y procesar) una información básica de un asunto tan delicado como lo es éste; cuando alguien, en definitiva, a quien se le supone un mínimo de cualificación dice la ENORME ESTUPIDEZ que ha dicho esta buena señora; cuando un miembro de este curioso “gobierno” salido de una tómbola, no de las urnas, nos insulta con las CALUMNIAS que ha proferido esta nueva iluminada del mundillo de la política, entonces podemos afirmar que esa IGNORANCIA a la que aludíamos ha calado bien hondo.

De sobra hay en nuestro atribulado país que revisar: contratos basura que convierten a los trabajadores en los nuevos esclavos del siglo XXI; brechas sociales que se incrementan con una clase media vapuleada tras una crisis de la que salen beneficiados los más poderosos; una enseñanza con los peores resultados de Europa; una clase política inundada de corruptos y de amiguismos en donde el acceso a muchos cargos se mide por baremos muy distintos de la aptitud del aspirante; una sanidad (que por cierto es competencia directa suya) en la que muchos españoles que llevan toda una vida cotizando se mueren antes de optar al tratamiento que les podría haber salvado la vida (y que favorece el lucro de una sanidad privada a la que solo pueden acudir los más afortunados); privilegios a una banca cuyo rescate hemos pagado los españoles… Podría alargar la lista hasta aburrirnos y, querida señora, ¿Nos va usted ahora a dar la brasa con sus DESATINOS sobre la gestación subrogada? Francamente, espero por el bien de todos nosotros que la gestión de su ministerio sea más afortunada y lo más breve posible.

Miguel González Erichsen

WhatsApp
Share This