La gestación subrogada es aquella práctica por la cual una mujer gesta un bebé bajo previo pacto, que consiste en ceder los derechos de padre y/o madre del niño o niña que nacerá producto de tal convenio (contrato de gestación subrogada). Es, pues, una técnica de reproducción asistida, método alternativo y eficaz para aquellas personas que de forma natural no pueden tener hijos propios. Esta técnica de reproducción garantiza el derecho a la familia de todas las personas que no pueden procrear.

A pesar de las críticas en contra de la gestación subrogada (en UNIVERSAL SURROGACY respetamos todas las opiniones y estamos siempre a favor del debate constructivo), nos encontramos en un buen momento. La sociedad, poco a poco, va abriendo la mente, gracias, sobre todo, a la labor informativa que realizan muchos profesionales y colectivos partícipes.

Al ser un proceso complejo, lleno de implicaciones morales y éticas, así como connotaciones sociales y legales es de todo punto fundamental contar con un asesoramiento adecuado, para que todas las etapas del mismo se desarrollen sin contratiempos ni sorpresas. Ahí es donde entra en juego el profesional del derecho, que debe conocer muy bien todos los pormenores sobre la gestación subrogada e informar con absoluta transparencia a todos sus clientes.

Fuera de nuestras fronteras la gestación subrogada ha sido aceptada e incorporada al sistema legal de varios países, que respaldan con este método de concepción a todas esas personas que por su condición no pueden procrear para que puedan cumplir el derecho y el sueño de ser padres y madres. UNIVERSAL SURROGACY trabaja con los dos países, Estados Unidos y Ucrania, que mejor funcionan actualmente en relación a este tema, manteniendo con nuestros colaboradores norteamericanos y ucranianos los necesarios nexos fluidos que permiten una labor colaborativa y eficaz.

En UNIVERSAL SURROGACY comprobamos día a día, cuando recibimos a nuestros clientes en las entrevistas iniciales, que el anhelo de convertirse en padres sobrepasa cualquier deseo humano.

La legislación debe irse adaptando al desarrollo de la sociedad, en donde se incluye el desarrollo tecnológico en temas de salud. De ahí que sea muy necesario regular la gestación subrogada convenientemente para que nunca se lleguen a vulnerar los derechos de los padres subrogados, de la madre subrogante y, por supuesto, precautelar, es decir, prevenir y poner los medios necesarios para impedir cualquier riesgo que afecte al niño o niña que va a nacer.

Share This