Ya sabéis que los Estados Unidos es el país pionero en gestación subrogada, por lo que es lógico que debamos dirigir nuestra mirada allí para aprender más sobre este procedimiento, estudiando a fondo las decisiones de sus tribunales.

Los abogados de UNIVERSAL SURROGACY, especializados en gestación subrogada y derecho de familia, conocemos el derecho de los estados donde se permite realizar la gestación subrogada y, en consecuencia, podemos informarte con detalle de las soluciones que se han dado para resolver los problemas que pudieran derivarse de esta práctica. Por lo general, los acuerdos de gestación subrogada siguen su curso sin ningún contratiempo y desde el principio las partes tienen claro sus derechos y deberes. No obstante, en contadas ocasiones, como sucede también en otros muchos ámbitos, surgen disputas sobre los derechos maternales, es decir, determinar quién es la madre legal del bebé. Esto se debe a que en la gestación subrogada se separan los componentes de la maternidad en varias mujeres diferentes. Puede haber hasta tres mujeres distintas que intervengan: la donante que proporciona el óvulo, la mujer que gesta y da a luz al bebé y la mujer que impulsa todo el proceso, o sea, la madre intencional (otras veces solo intervienen dos mujeres, cuando la madre intencional es también la que aporta el óvulo). En caso de conflicto ¿cómo decidir quién es la madre legal?

Tradicionalmente los tribunales norteamericanos han resuelto dichas disputas basándose en tres pruebas: la prueba genética, la prueba gestacional y la prueba de la intencionalidad previa a la concepción del niño. Sin embargo, en la actualidad, la tendencia es a centrarse más en el interés del menor. Se analiza, por tanto, en qué medida puede influir positiva o negativamente en el bienestar del bebé la contribución genética de una mujer (donante del óvulo), el vínculo gestacional (mujer gestante) y la voluntad de ser madre e impulsar el nacimiento (madre intencional).

 

A la hora de determinar de la mejor manera posible quién es la madre legal de un bebé fruto de gestación subrogada, en el supuesto de que haya desacuerdo entre las partes que intervienen, se tiene en cuenta el interés superior del menor junto con la voluntad de la madre comitente, que impulsa el proceso y hace posible su nacimiento.

La constante apelación de las leyes a tal interés tiene una justificación objetiva tanto en la particular situación de vulnerabilidad de los niños, niñas y adolescentes, como en la imposibilidad que tienen de dirigir plenamente sus vidas con la suficiente madurez y responsabilidad, así como en la necesidad de que las circunstancias que les rodean les sean especialmente favorables en esta etapa vital de su desarrollo como ser humano.

El principio del interés superior del niño pone acertadamente el acento en su realidad como sujeto digno de atención, promoción, provisión y protección. Este criterio ha de aplicarse en todas aquellas situaciones o conflictos donde se hallen involucrados menores de edad. Y la gestación subrogada es un exponente claro de este tipo de situaciones.

Share This