proyectoEs frecuente escuchar opiniones que defienden la falta de ética de dar a luz un bebé mediante la técnica de la gestación subrogada habiendo tantos niños en el mundo necesitados de adopción. Las personas que se decantan por esta opción tienen todos nuestros respetos, pero si seguimos el argumento anterior sería moralmente objetable el simple hecho de traer hijos al mundo, habiendo tantos niños solos en espera de familias adoptivas.

En UNIVERSAL SURROGACY pensamos que todas aquellas personas que quieren ser padres y madres no tienen ninguna obligación moral de pensar en la adopción como primera opción. Si se decantan por dicha opción libremente, estupendo.
Tampoco es justo medir con distinto rasero a las personas que tienen problemas para concebir y a las que no los tienen respecto de las formas de traer sus hijos al mundo y el deber moral de adoptar para unos y no para los otros.

En UNIVERSAL SURROGACY conocemos bien las numerosas dificultades que conlleva la adopción. Gran parte de nuestros clientes trataron en el pasado de adoptar. El proceso es complicado incluso para aquellas parejas casadas y estables, heterosexuales y que cuentan con unas condiciones laborales, económicas, sociales y ambientales óptimas. Es fácil imaginar, pues, los problemas que se les plantean al resto de personas que no cumplen con estos requisitos socialmente aceptables: prácticamente una misión imposible.

 

Share This