Es muy importante este plural inclusivo. Tal y como podemos leer en el sitio de las Naciones Unidas no es el Día de la Familia, sino de las Familias, de todo tipo, siempre en plural. Como cada 15 de mayo se celebra este día para concienciar a todo el mundo sobre el papel fundamental que tienen las familias en la educación de los hijos desde la primera infancia, y las oportunidades de aprendizaje permanente que existen para niños y jóvenes. Con independencia de que esos hijos hayan sido concebidos de manera convencional o mediante técnicas de reproducción asistida, como la gestación subrogada.

Pensamos que estos días internacionales son fundamentales pues sirven para sensibilizar, concienciar, llamar la atención sobre un problema sin resolver, un asunto importante y pendiente en las sociedades para que, a través de esa sensibilización, los gobiernos y los estados actúen y tomen medidas o para que los ciudadanos así lo exijan a sus representantes.

Desde luego tanto las posturas conservadoras como las más liberales coinciden en que la familia es el  núcleo  fundamental  de  la  sociedad. Según la Declaración  Universal  de los  Derechos  Humanos, la familia  es  el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado. En muchos países occidentales, entre los cuales se encuentra España, el concepto de la  familia  y  su  composición  ha  cambiado  considerablemente  en  los  últimos años,  sobre  todo,  por  los  avances   de   los  derechos  humanos  y  de  las personas homosexuales.

Así, la  familia  moderna  ha variado  con respecto  a  su  forma  más  tradicional,  en  cuanto  a  funciones, composición,  ciclo  de  vida  y  rol  de  los  padres. La tradicional familia nuclear compuesta por una pareja heterosexual con hijos biológicamente emparentados es actualmente una forma más y convive con otros tipos. Cada vez hay más niños que están siendo educados por progenitores que conviven sin casarse, un padre o una madre sin pareja, padrastros y madrastras o progenitores del mismo sexo, y muchos de esos niños entran y salen de estas estructuras familiares diversas a medida que crecen.  Un niño puede hoy en día tener hasta cinco progenitores en lugar de los dos habituales de la familia tradicional. Dichos progenitores pueden incluir una donante de óvulo, un donante de semen, una gestante subrogada (que lleva adelante el embarazo) y los dos progenitores sociales a quienes el niño llama papá y mamá. Estos años que vivimos han contemplado también la emergencia de acuerdos de coparentalidad, por los que un hombre y una mujer que no mantienen una relación entre sí –que pueden vivir en diferentes casas o pueden haberse conocido por Internet con el solo propósito de ser padres– crían un niño juntos.

Estos tipos diferentes de familias modernas son eso, familias y UNIVERSAL SURROGACY quiere celebrar con todas ellas el día de hoy.

WhatsApp
Share This