Una pregunta aparentemente fácil pero de dificil respuesta, ya que entran en juego los sentimientos y ansias personales.

En primer lugar, la Gestación Subrogada permite tener hijos biológicos aun cuando es físicamente imposible, ya sea por infertilidad, enfermedad o que implique un riesgo para la mujer o el bebé.

Por otro lado, nos encontramos con el aspecto económico, que si bien no se debería valorar tanto, en la mayoría de los  casos es determinate para tomar una u otra decisión, lo que lleva incluso a decidir el país de destino en función de la carga económica, cuando deberían primar otros aspectos como la seguridad del menor, las características de la mujer gestante, la seguridad jurídica de los padres intencionales, etc.

Mi conocimiento sobre esta materia se engendró en California, EE.UU., donde he tenido el placer de comprender la experiencia junto con las familias españolas que vienen a este país a cumplir el sueño que su propio país no les permite cumplir.

Normalmente, los que acuden a esta práctica vienen de un proceso de fertilidad fallido que ha provocado decepción y frustración, lo que no saben es que en paises como EE.UU., la Gestación Subrogada esta considerada como una Técnica de Reproducción Asistida más, con la consiguiente aceptación social.

En este sentido, a nivel personal considero que se trata de una práctica de lo más conmovedora y gratificante. A nivel profesional, he de decir que todo el proceso esta minuciosamente protegido por profesionales de la medicina, psicología y del derecho. Asimismo, California es uno de los Estados que más garantías proporciona a los padres intencionales, por poner un ejemplo, la Sentencia de filiación es dictada por el Tribunal Superior de California seis meses antes de que nazca el bebé.

En cuanto al argumento principal de los detractores, la explotación de las mujeres gestantes, queda sin efecto cuando se conoce realmente el proceso, los criterios de elección entre las mujeres gestantes y los padres intencionales, la protección jurídica que se brinda a unos y a otros, así como el vínculo que se crea, en muchos casos, entre ellos.

También nos encontramos con críticos que ponen de manifiesto la cantidad de niños que hay en Orfanatos, lo cual es cierto, sin embargo, no en todos los casos es una opción adecuada, ya que como hemos dicho antes, muchas personas vienen de procesos de fertilidad que les ha llevado años y si a esos años les sumamos los necesarios para conseguir ser padres por adopción (facilmente 8 o 10 años), las propias Agencias de Adopción rechazan a estos candidatos por ser ya mayores para criar a un niño. Ello, sin contar con todas las trabas que caracterizan este proceso.

En fin, es cierto que la Gestación Subrogada también es un proceso lento (alrededor de 1 año) y costoso, pero no es tan traumático y se puede hacer un seguimiento del mismo en todo momento. Todos coinciden en que ha merecido la pena, muchos incluso repiten.

No debemos olvidar que el fruto de todo esto es un bebé, lo cual es siempre motivo de alegría.

Yrama Renteria Gutiérrez.

Share This