hipocresíaEn UNIVERSAL SURROGACY estamos en contra de cualquier forma de hipocresía a la hora de considerar la gestación subrogada. El público, en general, suele emitir diferentes opiniones sobre el comportamiento de la gestante, dependiendo de si media o no una cantidad de dinero en el proceso. El procedimiento es el mismo, pero la opinión cambia si el contrato de gestación subrogada es de índole altruista. Salvo excepciones –muy excepcionales-, esto nunca es así, porque la contraprestación económica suele encubrirse en forma de regalos o dádivas.

No se juzga de la misma manera a la mujer que decide llevar adelante de forma gratuita la gestación de un bebé a partir de células reproductivas de su hermana, pongamos por ejemplo, la cual sufre una enfermedad que la imposibilita para gestar el niño por sí misma. En estos raros casos no se considera ya que esta técnica sea “un atentado contra la dignidad humana”, sino que incluso se ensalza la solidaridad y altruismo abnegado de la mujer gestante.

Laura (nombre ficticio para una de nuestras clientas) nació sin útero, pero sus óvulos están sanos. Sin embargo, no es tan afortunada como para tener una hermana, pariente o amiga que se ofrezca a gestar en su lugar al bebé que tantos años lleva deseando. ¿No es completamente lógico que decida recurrir a una gestante mediante un contrato de subrogación? ¿No es también lógico que esa gestante reciba una cantidad de dinero por el servicio prestado de forma totalmente voluntaria y consensuada, mediando en todo momento la buena voluntad y el asesoramiento de abogados expertos en la materia?

Meditemos sobre esta cuestión y no avancemos juicios de valor apresurados acerca de la dignidad de las personas.

Share This