Si deseas tener hijos con una pareja de tu mismo sexo, UNIVERSAL SURROGACY te ofrece la posibilidad de optar por un programa de gestación subrogada. La legislación española equipara desde 2005 los derechos de la pareja homosexual con los de la pareja heterosexual.

Las técnicas de reproducción asistida, entre las cuales está la gestación subrogada, permiten a las parejas del mismo sexo, tanto masculinas como femeninas, tener hijos biológicos. La gestación subrogada, conocida comúnmente como “vientre de alquiler” (aunque dicha denominación tiene cierta carga peyorativa) es especialmente solicitada por las parejas de hombres que buscan un  hijo biológico. La otra alternativa que tienen los hombres para tener hijos (no biológicos) es la adopción. Las parejas de mujeres tienen otras opciones además de la gestación subrogada. La inseminación artificial en clínica fertilidad es lo más común, pero también hay otras maneras, como el método ROPA (Recepción de Ovocitos de la Pareja) o doble maternidad. Por este método las dos  mujeres participan activamente en el proceso de fecundación In vitro y gestación. Así, una será madre gestante y la otra madre biológica. Una mujer cede sus óvulos, y una vez inseminados con semen de un donante, los embriones resultantes se transfieren al útero de la  otra mujer.

Aunque por lo general las mujeres lesbianas no optan por la gestación subrogada (al tener dos úteros lo más común es que uno de los dos o los dos sea sano), en UNIVERSAL SURROGACY hemos tenido algunas clientas lesbianas que sí lo han hecho por motivos médicos: ambas mujeres padecían cierta enfermedad o malformación en el útero. En estos casos una de las mujeres aporta el óvulo, un donante anónimo el semen, y una tercera mujer (no anónima) se encarga de gestar al bebé previa firma de un contrato por el cual la gestante está obligada al finalizar la gestación a entregar este bebé a sus madres, no teniendo con dicho bebé ninguna vinculación legal.

Share This