condición sexualLa estructura de las relaciones de pareja ya no es únicamente heterosexual. La sociedad es consciente (y dice tolerar) de que hay relaciones entre solo hombres y solo mujeres. Reconocer y aceptar los derechos de las familias no tradicionales es un reto que nuestra sociedad debe conseguir. Junto a este esfuerzo han aparecido nuevas necesidades de las parejas del mismo sexo, por ejemplo la paternidad/maternidad.

No es ninguna novedad que una pareja gay se relacione con un hijo en un entorno familiar. Tenemos así todas aquellas personas que tuvieron hijos biológicos durante una relación heterosexual anterior y más adelante crearon una nueva familia con una pareja de su mismo sexo. Además, están las personas solteras homosexuales que tras haber adoptado niños, forman más tarde pareja con una persona de su mismo sexo.

Gracias a los muchos estudios que se han hecho sobre este tipo de entornos familiares, se pueden hacer actualmente inferencias acerca  del impacto que una familia con progenitores homosexuales tiene en  sus hijos, desde el punto de vista emocional, social y afe
ctivo.
Partiremos de la base de que no es posible predecir absolutamente los efectos directos de la crianza, ni por padres heterosexuales ni homosexuales. La Academia Americana de Pediatría, que lleva más de 30 años estudiando este tema, realizó un análisis sobre los efectos que tiene para un niño criarse con padres homosexuales. Llegó a la conclusión de que no hay efectos en la salud o en el bienestar físico y emocional que se deriven de la orientación sexual de los padres.

Por el contrario, a un menor de edad le afecta más la ausencia de apoyos sociales o emocionales o la mala relación con sus padres, que no está determinada por la condición sexual.

Share This