En los Estados Unidos la gestación subrogada es un proceso que lleva años realizándose con las máximas garantías. Antes de que nazca el bebé se produce un juicio  previo de parentalidad, en el cual comparece la embarazada ante el juez. En este acto se identifica –según la legalidad de este país- la plena capacidad jurídica y de obrar de la mujer gestante, para asegurar que no ha sido ni engañada ni sometida a ningún tipo de violencia ni coacción, que ha actuado libremente y que se han respetado sus derechos, y que renuncia a cualquier derecho sobre el bebé que ha tenido.

juicio de parentalidad

Más adelante, cuando se produce el nacimiento del bebé, los padres que han impulsado el proceso de gestación subrogada (padres comitentes) salen del hospital con su hijo en brazos y un documento donde se dice que ellos son los padres de ese bebé. Luego lo registrarán en el consulado español de Estados Unidos y llegan a España con un hijo español.

El documento resultante del juicio de parentalidad previo es, por tanto, esencial, para autorizar las inscripciones en el consulado español. Así se da validez legal fuera de Estados Unidos a decisiones de dicho país que en el marco de su propio sistema jurídico se consideran legales.

Los padres que tienen a sus hijos mediante gestación subrogada tienen todo el derecho a que sus hijos no se encuentren en España como meros turistas, con nacionalidad de otro país e hijos de uno solo de los miembros dela pareja.surro143

UNIVERSAL SURROGACY está totalmente de acuerdo con que se quiera evitar a toda costa dar apariencia de legalidad a supuestos de tráfico internacional de menores o gestaciones subrogadas sobre las que no se aportan garantías de que no se hayan desarrollado sin coacción o no se haya aprovechado la situación de extrema pobreza y vulnerabilidad de la mujer gestante. Una solución para evitar estos problemas sería que todos los países donde la gestación subrogada se permite emitieran, como los Estados Unidos, esa resolución judicial en la cual se determina la filiación del bebé y se certifican las garantías legales del procedimiento, es decir, el documento del juicio de parentalidad previo.

Share This