Los avances de la ciencia han posibilitado, a través de las diferentes técnicas de reproducción  asistida, que  las  personas  que  no  puedan  tener  hijos  vean  como  su  sueño de ser padres se cumple. Sin embargo, no todas ellas son aceptadas jurídicamente como ocurre  con la gestación por sustitución o gestación subrogada. Aunque no es el caso de España, hay muchos  países que  regulan  y  permiten  acudir  a  esta  vía, estableciendo   un estatuto   jurídico   amplio   de   esta   disciplina,   instaurando   un procedimiento a seguir, los efectos…

La gestación  subrogada  es  un  fenómeno  que  está  en  creciente expansión a nivel mundial, de manera que cada vez son más las personas que optan por este método para ser padres. Han recurrido a esta técnica desde cantantes  como  Elton  John o  Miguel  Bosé a deportistas  como  Cristiano Ronaldo.

Pero UNIVERSAL SURROGACY quiere dejar bien claro que no son  solo las personas conocidas a nivel mediático las que han  seleccionado  este  método  como  forma  de  tener descendencia. En realidad, los famosos son una minoría, pues las consultas que llegan a nuestros despachos a diario muestran que se trata de un proceso al  que  cada  vez  acuden  más parejas heterosexuales u homosexuales, o una sola persona (hombre o mujer). Personas de la calle, con sus trabajos y su vida cotidiana fuera de las cámaras.

La gestación por sustitución es un contrato compuesto por dos partes: la parte comitente o contratante y la parte gestante. La parte  comitente es  la  persona  a  quien  se  le  encomienda  o  confía  la  gestación;  pueden  ser  la  parte  contratante  en  este  negocio  jurídico distintas  personas:  una persona  sola  (ya  sea  hombre  o  mujer),  un  matrimonio  o  pareja  de  hecho (heterosexual  u  homosexual)  o  un  comitente  que  interviene  con  el  fin  de colaborar en beneficio de un tercero (que es la pareja o persona que pretende la filiación del niño que va a nacer por esta técnica).

La parte  gestante es  la  mujer  que  se compromete  a  gestar,  dar  a  luz  y  entregar  al niño,  renunciando  a   los   derechos   o a la determinación de la filiación materna.

Los detractores de la gestación subrogada muestran  su oposición  fundamentalmente porque  se estipula  una  contraprestación económica  a  cambio  de  la  entrega  del  bebé. Pero en nuestra opinión las mujeres tienen  derecho  a  disponer  de  su  propio  cuerpo  de  manera  que las  madres  gestantes  tendrían  plena  libertad  para  decidir  sobre  el  concierto  de  este pacto,  que  sólo  se  llevaría  a  cabo  teniendo  su  consentimiento.

La  nulidad  del  contrato  de  maternidad  subrogada  en  nuestro  ordenamiento jurídico ha desencadenado que las parejas o personas solas que pretenden tener hijos y, por diversos motivos (biológicos, médicos…), no puedan, tengan que acudir a otros países donde esta técnica sí está permitida. UNIVERSAL SURROGACY, bufete de abogados especializados en gestación subrogada y adopciones, trabaja con Estados Unidos y Ucrania, donde ofrecemos los mejores programas adaptados a las necesidades de cada cliente. Tenemos muy en cuenta la  disponibilidad  económica  de  los  futuros  padres,  puesto  que  este  proceso tiene diferentes precios (más o menos elevados) dependiendo del país en el que se realice.

 

Share This